ninios
inicio
dibujos
cuentos
rimas
trabalenguas
gif animados
links
 
 
 
franja
       
De qué me sirve que me quiera
quien no quiero que me quiera,
si el que quiero que me quiera
no me quiere como quiero que me quiera.
 
Dices que te quiero poco,
quieres que te quiera más,
te quiero más que me quieres,
¿Qué más quieres?¿Quieres más?
   
Si tu gusto gustara del gusto que gusta mi gusto,
mi gusto también gustaría del gusto que gusta tu gusto,
pero como tu gusto no gusta del gusto que gusta mi gusto,
por eso mi gusto no gusta del gusto que gusta tu gusto.
 
Entre los fierros del ferrocarril
va ferroso el ferrocarrilero,
recorriendo de marzo a abril
la ruta de Ponferrada a Ponferrero.
   
¿Qué hablas? Palabras.
¿Qué dices? Perdices.
¿Qué comes? Melones.
Si hablas, si comes, si dices,
tus palabras se harán melones
y tus melones perdices.
 
Una vieja muy revieja,
más vieja que la morería
cuando alguien le decía vieja
soler siempre respondía:
«Soy vieja y muy revieja,
y más vieja cada día,
pero has de saber que esta vieja
sabe, más y más, cada día».
   
Goza con gula la mula
de tanto tragar tragona,
traga trigo, tripas, tropas,
trufas, trapos, postres, sopas
 
Hila que te hila el hilo la hilandera,
hilando los hilos los hila en hilera
   
Milagros, la rubia,
espera mil largos
talegos de alubias.
Mil largos milagros
espera Milagros.
 
¿Quieres un vaso de vino
que en el borde tenga babas,
mocos, pelos, unas larvas
y grasilla de tocino?
¿Quieres aún ese vino?
   
Baja de ahí Petronila,
Petronila baja pronto,
que se te ven los calzones
y los llevas todos rotos.
Por la escalera, escaldada,
Petronila se bajó,
iba toda colorada
porque el culo se le vio.
 
Yo lloro si lloras,
si lloras yo lloro,
tu llanto es mi llanto,
tu llanto es mi lloro,
si tú ya no lloras,
tampoco yo lloro
   
Erre con erre cigarro.
Erre con erre barril.
Rápido corren los carros
cargados de azúcar al ferrocarril
 
Pepe Peña, pela papa, pica piña, pita un pito;
pita un pito, pica piña, pela papa, Pepe Peña.
   
Si verte fuera la muerte
y no verte tener vida,
prefiero la muerte y verte,
que no verte y tener vida.
 
De Guadalajara vengo,
jara traigo, jara vendo,
a medio doy cada jara,
¡Qué jara tan cara
traigo de Guadalajara!
   
Poco Pico come poco
¿Cómo come Poco Pico?
Poco Pico poco come
porque poco pico tiene
 
Tienes que tener un truco
en el truco de los trueques,
con retruécanos tú ganas,
sin retruécanos tú pierdes.
     
 
  La sardinera sacó para asar 
sesenta sardinas secas; 
sesenta sardinas secas, 
secadas solas al sol.
 
¡Qué triste está Tristán tras tan tétrica trama teatral!
 
     
 
  María Chucena techaba su choza
y un techador que por allí pasaba le dijo:
María Chucena, ¿techas tu choza
o techas la ajena?
Ni techo mi choza ni techo la ajena,
que techo la choza de María Chucena.
 
Si le echa leche al café
para hacer café con leche
para hacer leche con café,
¿qué hace falta que le eche?
 
     
 
  Los cojines del Obispo, 
los cajones del Alcalde, 
¡qué cojines, qué cajones, 
los cojines del Obispo, 
los cajones del Alcalde!
 
Responder a las preguntas
sin conocer la respuesta
arriesgado te resulta
y podrás perder la apuesta.
Apuesta por la postura
más atinada y contesta:
«Sólo sé que no sé nada»,
como el gran sabio de Grecia.
 
     
 
  Tres tristes trapecistas,
con tres trapos troceados,
hacen trampas truculentas,
porque suben al trapecio
con trapos y no con cuerdas.
 
Se sienta el que tiene sesenta,
se sienta el que se encuentra cansado,
si sientes que tienes sesenta,
el asiento te has ganado.
 
     
 
  Si te has quedado sin cuenta,
sin cuentos pide cincuenta
que de «sin cuenta» a cincuenta
median, sin cuentos, cien cuentas.
 
Dos que van corriendo llegan tarde a misa
y otros dos llegan a tiempo sin ir deprisa
 
     
 
  Comí chirimoyas... me enchirimoyé,
para desenchirimoyarme,
¿cómo me desenchirimoyaré?
 
El amor es una locura
que ni el cura lo cura
y si el cura lo cura
es una locura de cura.
 
     
 
  Cerezas comí,
cerezas cené,
de tanto comer cerezas
... me encerecé.
 
Andes lo que andes, nunca andes por los Andes
 
     
 
  Doña Trico Tricotosa
tricotaba sin parar, 
con su triqui, triqui, traque,
con su triqui, triqui, tran.
Tricotaba Tricotosa, 
tricotaba sin parar.
 
¿Por qué a la cama cama y a la cómoda cómoda, 
si es más cómoda la cama que la cómoda?
 
     
 
  No me mires, que miran que nos miramos. Miremos la manera de no mirarnos.
Mira: no nos miremos y cuando no nos miren, nos miraremos.
 
Doña Panchívida 
se cortó un dévido 
con el cuchívido 
del zapatévido. 
Y su marívido 
se puso brávido 
porque el cuchívido 
estaba afilávido. 
 
     
 
  Me han dicho un dicho, 
que dicen que he dicho yo. 
Ese dicho está mal dicho,
pues si yo lo hubiera dicho, 
estaría mejor dicho,
que ese dicho que dicen
que algún día dije yo.
 
Pablito clavó un clavito
en la calva de un calvito.
En la calva de un calvito,
un clavito clavó Pablito
 
     
 
  Pancha plancha con ocho planchas, 
¿Con cuántas planchas plancha Pancha?
 
 
     
 
  Si te gustan los trabalenguas puedes encontrar muchos más en:  
  www.elhuevodechocolate.com